Verano en Extremadura

 

¡Hola! Seguimos con paseos por Extemadura, más concretamente por Cabeza del Buey.  El verano, si madrugas o aprovechas las ultimas horas de la tarde, es una época muy bonita para pasear por el campo. El paisaje tiene otro color en este tiempo,  la calima no deja ver toda la profundidad de las vistas, es otra forma de conocer Extremadura. Este año los pantanos están muy bajos y hemos salido más por la sierra.

 

Las aceitunas y las bellotas están esperando el agua de septiembre para dar el estirón y ponerse gordas;, en los huertos las granadas y los membrillos también. Las higueras y los perales ya están cargados y los pájaros dan buena cuenta de todo lo que no este protegido con redes. Las flores están secas y el pasto amarillo. Me encuentro una nota escrita en el camino que me ha gustado;”por estas tierras nació y se crió…”  Quizás vivió en una casa en ruinas que aparece unos pasos  más adelante. Ahora por aquí ni nace, ni se cría nadie. Los tiempos cambian.

La Naturaleza Cura

NATURALEZACUR.A

Y un buen día, descubrí que el sufrimiento no tenia sentido, y decidí firmemente dejar de sufrir e hice de ello el objetivo de mi vida, y me nombre la  directora general de tan apasionante e  importante  misión,    que emprendí libremente ese buen día. Lo tuve claro;  yo   era la única responsable de mi estado de animo, ya no valía buscar causas o culpables fuera, todo dependía de mi, y durante un minuto sentí mucho miedo. Había decidido tener paz pasase lo que pasase a mi alrededor. En cada momento del día, en cada relación con la soledad, con el silencio, con amigos, con la música…  estaba  la posibilidad  de sentir paz,  solo tenia que elegirla.

Mirada serena
Y en ese camino sigo hoy. Se que la  paz, siempre está a mi disposición, siempre  esperándome, solo tengo que acordarme de elegirla,  siempre, en cada momento, cada día. Ahora entiendo mi libertad.

En la naturaleza encontré el   apoyo y la fuerza necesaria.  Fue mi gran compañera.  Caminó conmigo por sus caminos, y me alentó en cada momento con sus días de sol,  lluvia,  viento,  niebla, con sus caricias, con el sonido del viento al chocar con las ramas  de los arboles, con el canto de las aves,  con sus olores a romero, jara y tierra mojada, con sus atardeceres naranjas y sus amaneceres azules, con los colores y formas de las flores y las plantas.

Me agote subiendo por las cuestas empinadas de sus sierras, por veredas de animales hasta el punto mas alto,  donde anidan las rapaces, y desde donde se ve todo unido en una sola mirada, donde todo es silencio, orden, calma y armonía, y allí sentada respirando  me encontraba con  la paz.

 

Desde este blog animo a  usar la naturaleza y a disfrutarla como lo hice y lo sigo haciendo  cada día. Es la mejor medicina que nos podamos tomar y cura todo tipo de males. Especialmente y por mi experiencia,  la recomiendo para acabar con  el sufrimiento el miedo y la soledad y lo mejor…    !!Es gratis y  sus efectos secundarios son buenísimos¡¡

 

 

Beneficios de la naturaleza

beneficios de la naturaleza

Hola amigos, comparto con vosotros este  vídeo que he encontrado en You Tube,  donde enumeran algunos  de los beneficios de la naturaleza.

Paradójicamente, hoy que la mayoría de la población vive en ciudades, gracias a las nuevas tecnologías,  tenemos mucha mas información sobre la naturaleza. Existen miles de vídeos preciosos que  traen a casa  especies de animales y plantas de todos los lugares del mundo, y que de otra forma jamas hubiésemos conocido. Ademas de informarnos, estos documentales han despertado en muchas personas respeto y admiración por la naturaleza y los animales. Es por esto que, la sociedad  esta cada vez mas sensibilizada con el maltrato animal y  la destrucción de bosques y plantas, y hoy no se admiten ni comprenden, costumbres que en otras épocas eran aceptadas por todos con total normalidad.

La fauna y la naturaleza en general, son una fuente enorme de inspiración y creatividad. Los animales son unos artesanos increíbles y sus habilidades son infinitas. Muchos de nuestros inventos han surgido observando la naturaleza. Muchos modelos de aviones estas inspirados en la anatomía y  el vuelo de los pájaros. Muchas obras de arquitectura contemporánea se inspiran en la naturaleza. Hay animales que se comunican a través de las ondas mucho antes que nosotros. Son también un gran ejemplo de organización, y colaboración.

Esta demostrado que el contacto directo con la naturaleza es beneficioso para nuestra mente y despierta nuestro lado mas creativo. Desde aquí, como siempre, os invito a que paséis mas tiempo en la naturaleza, a que salgáis a conocerla y a fijaros en sus detalles ,que son muchos y sorprendentes. Pasear con  la vista, el olfato y el corazón. Sentirse parte de ella es un ejercicio muy recomendable para eliminar el estrés y  la ansiedad propia del estilo de vida que nos impone vivir en  la ciudad.

 

Nos despedimos animándoos a visitar Extremadura, el mejor lugar para conectar con la naturaleza. 🙂

Cómo saber si padeces “Síndrome de déficit de Naturaleza”

DSC_0707

Los pueblos van perdiendo población progresivamente desde los años 60. En los años 60/70 la gran mayoría de las personas que salían de ellos no tenían estudios. La ciudad, les ofreció mejores condiciones de trabajo y de vida por lo que  nunca volvieron a sus pueblos de origen. Las ciudades cada vez son mas grandes y los pueblos mas pequeños. Gran parte de las personas que hoy viven en grandes ciudades han perdido totalmente el contacto con su pueblo de origen, o han olvidado como era la vida cuando su ciudad era mas pequeña y cercana a la naturaleza, y solo conocen la vida en el asfalto.

Esto esta provocando un síndrome por déficit de naturaleza, sobre todo en los niños, del que cada vez se habla mas en la prensa y en la red.

Contestando a estas 10  preguntas sabrás si tu familia puede estar padeciendo este síndrome.

  • ¿Cuánto tiempo hace que no oyes pájaros cantando al despertar?
  • ¿Cuánto tiempo hace que no andas descalzo sobre la hierba?
  • ¿Cuánto tiempo llevas sin ver un amanecer?
  • ¿Cuánto tiempo hace que no oyes correr el agua de un arroyo?
  • ¿Cuánto tiempo hace que no te manchas de tierra los zapatos?
  • ¿Cuánto tiempo hace que tu vista no se pierde en un verde horizonte?
  • ¿Cuánto hace que no hueles a tierra mojada?
  • ¿Cuánto hace que no hueles a romero, jara, tomillo…?
  • ¿Has jugado con tus hijos alguna vez en el campo?
  • ¿Cuánto tiempo llevas sin descansar a la sombra de un árbol?

Si no tienes con frecuencia estas sensaciones y ademas tienes falta de vitamina D, gripes, resfriados recurrentes y asma,   es posible que tú y tu familia padezcáis el síndrome por déficit de naturaleza.

Este síndrome no necesita pastillas, su único tratamiento es pasar regularmente mas tiempo en contacto con la naturaleza.

El catedrático de Psicología Ambiental en la Universidad Autónoma de Madrid, José Antonio Corraliza Rodríguez recomienda en sus entrevistas.

“Hacer ejercicio físico en entornos naturales o naturalizados; siempre es mucho mejor que hacerlos en un interior, en canchas, o simplemente, por calles urbanizadas. Hay que buscar recursos para entrar en contacto directo con la naturaleza siempre que se pueda. Tocar, sentir elementos del entorno natural como el agua y la vegetación”. (mujerhoy.com)

Por eso, Corraliza aboga por romper los actuales hábitos infantiles, centrados en las nuevas tecnologías, y recuperar los espacios naturales públicos: jugar en la calle, en jardines, en parques, aprovechar salidas al campo los fines de semana, a granjas… por ejemplo. «Se puede aprender cómo es una mariposa a través de un microscopio, pero motiva más si se ve la mariposa al aire libre», concluye el profesor. (ABC.es familia).

Por último para conocer de los beneficios que aporta la naturaleza, recurrimos  al escritor Louv, el cual  sugiere en su libro “El último chico en el bosque” que los niños que son expuestos a la naturaleza muestran mejoras intelectuales, espirituales y físicas en comparación a los que se mantienen encerrados. Las actividades en la naturaleza probaron disminuir el estrés, aguzar la concentración y promover resoluciones creativas a problemas. Louv y varios investigadores más consideran que ésta es una buena terapia para el síndrome de déficit de atención y otros males que afectan a los niños. Louv va un poco más allá, sugiriendo que mientras aumentar la exposición de los niños a la naturaleza puede ayudarlos a centrarse, la existencia de desórdenes es evidencia de que dos generaciones de alienación pueden haber resultado en un daño considerable ya hecho a nuestros niños. Y es que el periodista no olvida destacar que, más allá de los pequeños, a los mayores también nos hace bien un poco de verde en nuestras vidas.

El libro de Louv cita evidencia de que los niños necesitan de la naturaleza para desarrollar sus sentidos de aprendizaje y creatividad. Estudios en Estados Unidos, Suecia, Australia y Canadá han demostrado que los chicos que juegan en escenarios naturales (con ríos, campos y árboles) son más propensos a crear sus propios juegos y mostrar mayor cooperación que aquellos que juegan en escenarios armados. Y es que en los ambientes controlados no hay verdadera experimentación ni riesgo. Aunque, precisamente, el riesgo que es lo que los padres desean evitar, es lo que más nos enseña y estimula la creatividad a la hora de encontrar soluciones. (www.neoteo.com)

¡Disfruta de la naturaleza!, te esperamos en #Extremadura

Cómo aprender marketing de las flores

flores

Mayo es el mes de las flores. En mis paseos en bicicleta por la ribera del Guadiana, me asombro y disfruto mirándolas,  y pido que no me acostumbre nunca a ese espectáculo. En la  primavera, ellas son las  protagonistas, atraen todas mis miradas  distrayéndome de  lo demás;  por sus colores,  por su forma, por su sencillez, por pequeñitas, por grandes… solo puedo mirarlas a ellas, por eso,  hasta que no se vallan, no puedo hablar de otra cosa, pues atraen toda mi atención. Pero hoy no hablar tan bien de ellas, pues he descubierto que son unas egoístas.

¡Que ilusa!  Pensar que las flores se han puesto bonitas pensando en agradar mi vista. ¡Que ilusa!  Pensar que ellas están adornando el campo para hacer bonitos mis paseos. ¡¡ Se están vendiendo!!  Se esfuerzan en ser hermosas y atractivas  pensando,  en ella misma, en su propio beneficio, en atraer las visitas de los insectos. Lo suyo es puro egoísmo y a la vez  marketing y del bueno. Están especializadas en nichos, conocen las necesidades de los insectos que las visitan y les ofrecen lo que mas les gusta, los atraen con sus colores, con sus formas, algunas llegan a tatuarse o disfrazarse para conseguir visitas, a cambio consiguen lo que ellas necesitan; que transporten su polen para extenderse y ganar terreno. Primero dan, luego reciben, en ese orden.

En su favor diré, que, no se sabe de ninguna flor, que   abuse, o compita  con otra.  No tratan de ayudarse   pero tampoco  se envidian, ni se dan consejos, ni se juzgan. Nunca se ha oído a  ninguna flor  decir a otra: “lo estas haciendo mal, así no es” o que comente: “que mal vestida va la petunia ¡ que mal gusto!”. Ellas a lo suyo,  ponen cada gramo de energía  en observar a los insectos y en ofrecerles cada día lo que necesitan. ¡ Y funciona! El  markinegoísmo funciona.

La próxima vez que te digan: <<eres un egoísta, solo piensas en ti mismo>> responde: << como las flores>>

 

Cómo localizar buitreras

En Extremadura viven gran número de buitres. Para saber cómo localizar buitreras solo hay que buscar  las manchas blancas de sus deposiciones,  en   los riscos mas altos de las sierras,  eso  delata  su presencia en ellas.

 

 

Los buitres, son aves carnívoras, como todas las rapaces, y además son carroñeras.  Viven en  riscos  altos de las sierras, desde donde dominan mucho territorio. Son los encargados de limpiar el campo de cadáveres. Ellos vuelan en circulo sobre el animal moribundo y cuando muere se lo comen todo, dejando solo los huesos. Una vez en su organismo, este se encarga de seleccionar lo que es digerible, haciendo que lo que no  es   sea regurgitado por el animal.  A este vomito se le llama egagrópila  y son bolas que contienen pelos,  piel y  huesos.

Me gusta acercarme lo mas posible a las buitreras  con mi cámara de fotos. Cuando ellos consideran que estoy invadiendo su zona de seguridad empiezan a salir de los recovecos y oquedades  de las rocas, donde descansan mimetizados. Es emocionante escuchar el sonido del batir de sus grandes alas sobre mi cabeza y verlos saltar al vació para elevarse por el cielo azul.