Visita al abrigo del águila

 

 

Hola de nuevo,  comparto con vosotros esta excursión y mi pasión por la sierra,  porque al contrario que las cosas materiales, este tipo de experiencias se hacen más grandes y mejores al compartirlas.

 

Por otra parte, también comparto para que os animéis a pasar más tiempo en la naturaleza, y si es posible en Extremadura mejor que mejor. La naturaleza te ofrece planes muy divertidos y de esos que viene muy bien tener acumulados en la memoria para recordar, por ejemplo; en un atasco, o en una cola, o a la hora de dormir…

Para subir a la sierra de la rinconada donde se encuentra este abrigo,  hay que estar en buena forma, pues hay cuesta y también hay que medio escalar por las rocas. El acceso al abrigo es para valientes, pero solo por llegar a la entrada donde se encuentra el aljibe, contemplar las vistas, disfrutar del silencio, y de las águilas y pájaros que por allí vuelan, merece la pena el paseo.

Le llaman así porque hay un nido de águila en un saliente, cerca del abrigo. A las águilas les ha debido gustar siempre esta sierra pues en las paredes nos encontramos entre otras con pinturas prehistóricas de águilas muy bonitas y originales.

Espero que os guste y os animéis  a salir al campo, hasta pronto.

Deja un comentario

El nombre y el correo electrónico son necesarios. Tu correo electrónico no será publicado.