Biodiversidad en el prado

Había una vez un prado

en una hermosa colina

su tierra era fértil y rica

su nombre era Carolina.

Una tarde soleada

después de algunos chubascos

el prado creo una flor

nombrándola reina en el acto

y pasaron muchos días

y la flor sola seguía.

-Esta me ha salido bien,

probare a hacer otra a ver…

Le creo miles de amigas

de todas formas y maneras

para que jugara la reina

y todas se divirtieran.

Todas eran diferentes

y todas estaban bien

el prado estaba contento.

¡Su obra estaba fetén!

Pudo ser por un hechizo

no sabemos la razón

pero la reina del prado

un buen día se enfadó.

-No aguanto tanto desorden,

las cosas son como son,

de ahora en adelante

yo solo tengo razón.

Y ordeno a todas las flores

como debían de ser

como debían portarse

y que colores escoger.

el prado multicolor

de un solo color quedo

y al unisonó las flores

desfilaban en su honor.

Ahora el prado era amarillo

todo igual, muy aburrido

y si alguien protestaba

era pronto detenido.

La biodiversidad del principio

ya no se podía ver

estaba presa y atada

sin dejarla emerger.

Así pasaban los días

el prado siempre era igual

y la reina estaba triste

y empezó a sentirse mal.

-Madre mía que aburrimiento,

no lo puedo soportar.

¿Cómo hemos llegado a esto?

lo tengo que remediar.

-Es mejor que cada una

sea como le dé la gana

que vuelvan todos los colores

y a bailar por sevillanas.

Todas las flores contentas

se quitaron los disfraces

y campaban por el prado

libres locas y locuaces,

unas saltaban de lado

otras sacaron volantes

otras corrían de espaldas

y otras se pusieron guantes.

La reina a todas miraba

con una y grande sonrisa

ahora las dejaba ser

sin ponerles cortapisas.

Ahora estaba muy feliz

queriéndolas tal como eran

Sin exigir a ninguna

hacer las cosas a su manera.

-En el prado carolina

ha vuelto la biodiversidad

cantan los pájaros y grillos

al pasar por el lugar.

Deja una respuesta

El nombre y el correo electrónico son necesarios. Tu correo electrónico no será publicado.

cuatro × dos =