Cuento panfleto electoral

 

 

 

Primera parte,  presentación

Existe un Rey tan grande y poderoso que no podemos alcanzar a ver con nuestra vista, ni a percibir con nuestros sentidos, ni a comprender con nuestra inteligencia.

Este Rey vive en su inmenso castillo. En el reino infinito de este gran Ser no existe el tiempo pasado y futuro, solo existe el presente y siempre está repleto de paz y felicidad. Un día su joven hijo tuvo un sueño, donde se vio a él mismo dividido en millones de seres separados, que daban lugar a un escenario lleno de montañas, valles, ríos y mares con plantas de todo tipo y animales de todas las formas imaginables. Era un sueño precioso y quiso vivirlo.

Él sabía que había un lugar en la superficie del reino del que casi nunca se hablaba, lejos de su padre, donde los sueños podían proyectarse, así que un día fue a hablar con él.

―He tenido un sueño, quiero conocerme y tener mi propia experiencia. Necesito tu permiso para alejarme de ti e ir al lugar donde los sueños se proyectan en el tiempo para poder expresarme y sentirme.

El padre, que no podía decir no a su hijo le dejó partir a la superficie con su gran sueño. Pero le dejó un camino abierto en el presente que le conducía a él, para que pudiera volver a su verdadero hogar siempre que quisiera desde el mismo sueño.

Una vez en los confines del reino y antes de proyectar su sueño, tenía que elegir un protagonista para vivir y sentir el sueño a través de él.  “Me sentiré desde el mar… “Mejor desde el aire que está en todas partes” … ¿Y si me siento desde las plantas?” Mejor desde los animales que se mueven.” Como no acababa de decidirse pues a todas las opciones les faltaba algo, decidió crear un nuevo personaje, que reunía todos los requisitos necesarios para ser el protagonista, al que llamó humanidad.

Ya solo faltaba proyectar su sueño.  Por arte de magia; a la cuenta de tres, sobre la superficie del reino, en ese lugar mágico y remoto; apareció proyectado el gran escenario que es el mundo, lleno de animales, plantas, valles, ríos, montañas y humanidad.

El sueño, al principio era muy dulce. El protagonista humanidad, estaba representado por miles de personas de todas las razas, y aunque se percibía separados y diferentes, se sentían y se sabían uno, pues con frecuencia todas las personas acudían al reino de su padre por el camino del presente, donde estaba su verdadero hogar y donde alimentaban sus pensamientos de unidad, que les hacía sentirse uno.

Así paso mucho, mucho tiempo. Las personas eran pasajeras, nacían y desaparecían después de un tiempo, surgiendo otras en su lugar; y las nuevas aprendían de sus mayores desde niños el camino que su padre les dejo en el presente hacia su verdadero hogar, donde alimentaban los pensamientos de unidad.

Segunda parte, pensamientos propios en el poder. Salida del paraíso

A medida que fue avanzando el sueño y la humanidad dejaba de ser un bebé para ser un adolescente, empezaron a aparecer en ella pensamientos propios.  Y con ellos comenzaron a suceder cosas diferentes; los personajes humanos, protagonistas del sueño, se diferenciaron mucho del resto de otros personajes como animales y plantas. Con los pensamientos propios inventaron muchas cosas e hicieron grandes descubrimientos. Ahora los protagonistas pasaban mucho más tiempo en el sueño atendiendo a sus pensamientos propios que en su verdadero hogar junto a su padre.  En los ratos de descanso llenaban la escena de juegos y entretenimientos, que hacían que no se acordaran de visitar su verdadero hogar.

Entonces una gran mayoría de las personas del protagonista, empezaron a descuidar el camino del presente, que quedó oculto cubierto por la maleza. Ya a los nuevos no se les enseñaba, por lo que en pocas generaciones quedo totalmente olvidado, y los pensamientos propios, que les decían que estaban solos y separados, tomaron el poder dentro del protagonista, desbancando a los comunes. Tan solo una parte insignificante de los protagonistas a los que nadie entendía, e incluso eran tachados de locos e insensibles, conservaban los pensamientos comunes pues no habían olvidado el camino y seguían visitando su verdadero hogar frecuentemente.

Pasaba el tiempo y los protagonistas eran cada vez más poderosos, sanaban enfermedades del cuerpo, creaban medios de transportes asombrosos como el avión o el tren, y otros inventos inimaginables como el teléfono, la electricidad… y a la vez en el sueño había grandes choques y conflictos entre ellos que causaban mucho daño a ellos mismos, a las plantas, los animales y a todo el planeta, pues los pensamientos de separación, no solo los dividían a nivel personaje, también los dividían por grupos grandes según su religión, ideología, país. Y mientras más grande eran los grupos que se enfrentaban, más grande era el daño.

Tercera parte intento de arreglarlo siguiendo a los pensamientos propios.

En este punto del sueño, la gran mayoría de los personajes del protagonista tenían miedo de ellos mismos y del propio sueño. La humanidad, era tan poderosa como infeliz. Muchos de sus personajes, se preguntaban cómo siendo tan inteligentes se hacían tanto daño, y temían que ellos mismos acabasen destruyéndose.

El protagonista, estaba enfermo. Poseído por los pensamientos propios, añoraba mucho la paz que tenían cuando los pensamientos comunes reinaban en él, pero en su enfermedad se ha olvidado de la existencia de estos.

Desde su locura trataba por todos los medios de poner paz en el sueño creando sitios para castigar a los personajes violentos, y organizaciones para proteger a los débiles, pero nada de esto parecía acabar con la injusticia, la violencia y los conflictos entre ellos. La humanidad estaba muy ocupada apagando todo tipo de conflictos y otros nuevo aparecían e incluso algunos que creían haber sofocado vuelven a prenderse. También surgían conflictos entre los caminos a seguir para conseguir la paz, unos proponían hacer muros y cárceles, o amenazar con bombas muy potentes como única solución para volver a instaurar la paz. A la vez otros personajes que no están a favor de la violencia, se agrupan y abogaban por el dialogo, pero acaban enfrentándose entre ellos pues no llegaron a ningún acuerdo.

Otros, los más jóvenes, que tampoco creen en la violencia, muy observadores descubrieron que los pensamientos juegan un papel importante en el conflicto, y han probaron eliminar de los propios los que ellos creían negativos y quedarse solo con los positivos. Esto da resultado, pero solo a corto plazo.

Cuarta parte el resurgir de los pensamientos comunes:  la opción de elegir

Entonces, una pequeña parte de los personajes del protagonista que lo habían probado todo, cansados de luchar y viendo que sus acciones no daban resultado, empezaron a buscar nuevas soluciones entre los libros antiguos que dejaron escritos las personas, en los primeros tiempos, cuando reinaban en la mayoría de ellas los pensamientos de unidad, y viajaron a los lugares donde se refugiaban los pocos personajes del protagonista que seguían alimentando en ellos lo pensamientos comunes.

Junto a estos personajes conocen la existencia de los pensamientos comunes, y aprenden a sanar su enfermedad dejando de usar los pensamientos propios, para que florezcan en su lugar los comunes.

Es entonces cuando vuelven a resurgir los pensamientos comunes en algunos de los personajes del protagonista en un número considerable, aunque muy inferior al de los personajes que se rigen por los propios.

El problema es que entre las personas que gobiernan los pensamientos propios, sigue habiendo muchos conflictos, y hacen tanto ruido que ahogan el pequeño grupo que forman las personas que gobiernan los pensamientos comunes, que además de mucho más inferior es mucho más silencioso.

En el sueño dentro del protagonista, entre sus personajes, comienza una campaña electoral para elegir entre los dos tipos de pensamientos. Aparecen personajes fuertes muy apegados a sus propios pensamientos para arreglar el sueño, que se enfrentas con violencia a los que no los comparten y tratan de imponerlos. Por otro lado, surgen personajes con fuertes pensamientos comunes, y siguen con su trabajo silencioso propagando pacíficamente su sabiduría, mediante libros, películas y vídeos que invitan a seguir el camino a l verdadero hogar, para encontrar la sanación y sanar el mundo.

Así esta el mundo en estos momentos, los personajes del protagonista deben elegir entre dos opciones, seguir a los pensamientos propios o a los comunes. La flor de los Propios está abierta, la de los comunes está empezando a abrirse y a medida que una abre se va cerrando la otra pues juntas no pueden coexistir en la unidad.

Quinta parte vuelta a los orígenes

El final del cuento está claro, no es diferente al final de cualquier cosa cuando deja de ser útil. Los pensamientos propios han dejado de ser útiles pues crean mucho sufrimiento, y el protagonista, la humanidad dejara de usarlos y construirá un nuevo mundo elevándose por encima de ellos usando los comunes. Lo que es un misterio y a la vez es inimaginable, es cuánto tiempo tardará ni cómo será el nuevo mundo.

Panfleto.

Este pequeño cuento es también un panfleto. Ha sido escrito por uno de los millones de personajes del protagonista del sueño que ha elegido los pensamientos de unidad. Desde este cuento hago campaña electoral en el sueño, a favor de los personajes ejemplos de unidad como http://www.eckharttolle.com/, http://www.jorgelomar.com o http://sergitorres.es/es/inicio/  entre muchos. Merece la pena escucharlos y leerlos, pero ojo, si solo escuchas, lees y no practicas los pensamientos no cambian.

Tarde de setas

 

 

Tana y Coletas habían salido recoger setas. La semana pasada había llovido mucho y ahora hacia sol.

―Este es el momento de salir a buscarlas ―le dijo Coletas a Tana.

Las dos niñas salieron por la tarde con una cesta de mimbre y un bastón, también llevaban botas de agua por si se encontraban algún charco no perder la ocasión de chapotear un rato en él.

Coletas llevó a Tana hasta un cerro bajito donde crecían muchas setas juntas.

― ¿Se pueden comer?

―Ahora sí, pero tiempo atrás una bruja las hechizó y se volvieron venenosas. Es una historia muy bonita, ¿quieres escucharla?

―Claro Coletas, ya sabes lo que me gustan tus historias.

―Primero quiero explicarte que las setas son una parte muy curiosa del inmenso hongo que vive debajo de la tierra.

―Si algo he oído en el colegio.

―El hongo es el padre de todas y es muy poderoso y todas son hermanas curiosas y traviesas que se han alejado un poco de su padre para ver qué pasa fuera.

―Ja,ja, Coletas, nunca lo había visto así. Me gusta el comienzo.

―Bueno pues ya puestos en situación te cuento la historia. Hubo un tiempo en que en una zona del hongo surgieron a la superficie a la vez miles de hermanas setas juntas ,que disfrutaban felices del sol, el viento y la lluvia.  Un día paso por allí una bruja hechicera buscando setas para una pócima y quiso gastarles una pequeña broma haciéndoles olvidar de dónde venían y que todas eran hermanas. Con la pócima olvidaron su origen y a su padre. Al poco tiempo, las setas al verse separadas y solas en la superficie empezaron a tener miedo de todo lo que veían y a culparse unas a otras de su malestar. Esta desconfianza las hacia enfadarse unas con otras. Hicieron varios bandos, para sentirse más protegidas y luchaban entre ellos; la colonia se convirtió en un caos horrible donde no había ni un poquito de paz. Todo era agitación y ruido que se oía a miles de km. a la redonda.

―Me imagino el jaleo, que lio más grande, pobres setas.

―El padre hongo ―continuó Coletas―  que se suponía que eso podía pasar ,hizo salir a la superficie varias setas repartidas por la colonia para recordarles a todas que eran hermanas, pero nadie entendía a estas setas, parecía como si hablasen chino. Cuando la cosa estaba muy muy fea, una de las setas más influyentes en la colonia que había intentado por todos los medios posibles poner paz entre los bandos enfrentados de setas, visitó a las setas sabias que había enviado el padre y que estaban recluidas en un rincón de la colonia fuera del ruido.

Estuvo varios días hablando con ellas y le dijeron que el único problema era que actuaban como si fueran setas solitarias, y que la solución era pararse todas y sentir dentro de ellas mismas que eran una sola un rato al día.  A más tiempo mejor. Ella no entendió muy bien, pero algo le decía que no perdía nada por probar.

Esta seta convocó a todas para comunicarles la solución, y bien alto para que todas oyeran dijo: no podemos seguir viviendo así, si continuamos luchando unas con otras vamos a desaparecer. Me han dicho las sabias que tiene fácil remedio y que tenemos que trabajar todas.

“¿Qué hay que hacer? Yo no sé si podré hacerlo”, “¿Dónde hay que ir?”, “¿y si no sé?”

Esa es la buena noticia, todo el mundo puede y sabe hacerlo y no hay que ir a ningún sitio. No hay trabajo que hacer fuera, el trabajo hay que hacerlo dentro de cada una.  Al parecer es un hechizo y para deshacerlo tenemos que seguir un tratamiento.  La medicación consiste en que durante un tiempo nos quedemos todas quietas a la vez, durante media hora como mínimo una vez al día, respirando, sin hacer nada solo sintiendo que todas somos una.  Y en pocos días, me han asegurado que notaremos los resultados.

“Menuda tontería, y para eso hemos perdido el tiempo”, decían algunas retirándose.” “Pero esa no puede ser la solución, habrá que hacer algo”, gritaban otras. Otras, las menos decidieron probar, “total no parece que sea nada malo.”

Así, algunas se unían todos los días para hacer el tratamiento y poco a poco fueron cambiando su aspecto y parecían más felices, y dejaron de discutir y de juzgar a las demás.  Poco a poco otras se sumaron a ellas hasta que todas juntas consiguieron romper el hechizo de la bruja y volver a la paz y a la calma que les da saber que son un solo Ser.

―Qué bonito coletas ―dijo Tana― ya no son venenosas, ahora no están enfadadas, son felices. Me parecen tan bonitas que no tengo ganas de arrancarlas, mejor las compramos en el supermercado.

-Como prefieras Tana.

Las niñas se levantaron y siguieron su paseo, felices saltando de charco en charco.

campo extremeño

Hola, hacia tiempo que no salía  con la cámara de fotos al campo y el sábado pasado me anime a hacerlo. Acompañando a mi marido, mi chico, mi pareja.. como cada uno quiera llamarlo, a un asunto de trabajo, llegue a este paraje; una finca sin arboles solo de matorral.  Había retama, lentisco, y acebuche principalmente. Ya sabéis que pasear por el campo es siempre un placer para mi que no me canso de recomendar a todo el mundo. En verano el color amarillo pajizo de lo seco, contrasta con el verde de los matorrales haciendo una combinación de colores que siempre me ha gustado mucho.

 

Hormigas, todo el día trabajando sin parar en fila india de acá para allá. Este año tendrán repletas sus despensas pues el verano se ha alargado mucho y ellas siguen trabajando, deben estar un poco cansadas,  este invierno no va a faltar nada dentro de su hormiguero. Como se lo  coman todo van a salir gordisimas.

 

 

 

También pude fotografiar otros bichos y animales aquella tarde,  que acabo paseando por Jerez de los Caballeros,  un pueblo precioso donde nació, entre otros,  el descubridor del pacifico Vasco Nuñez de Balbola. Para los que no lo conozcáis os animo a descubrir a este gran descubridor que tuvo una vida, llena de aventuras y, de lo mas curiosa e  interesante.

 

La montaña mágica

 

La montaña mágica

 

 

—Hola —dijo Tana con la voz un poco apagada.

Coletas la estaba esperando, con sus botas de montaña rojas fosforito, en la puerta del jardín.

—Te estaba esperando, quiero que me acompañes a la montaña mágica ―dijo cogiéndola de la mano.

Por el camino Tana iba en silencio. Parecía preocupada por algo.

―Estas muy pensativa. ¿Te pasa algo? ―preguntó Coletas.

―Estoy enfadada con mi compañera de clase, nunca presta nada y siempre está pidiéndome cosas. Me pone muy nerviosa. No sé qué hacer. El otro día me rompió la goma de borrar…No paro de pensar en ella, no sé qué hacer; no le hago caso, cambio de sitio, hablamos y le digo lo que me molesta; quizás me dé la razón y se disculpe, pero puede que sea mucho peor y se enfade más… estoy hecha un lio.

Coletas no dijo nada, continuaron subiendo en silencio y una vez arriba sentadas en una peña Tana exclamó:

—¡Que buena vista!, y que fresquito corre aquí. Ha sido una buena idea subir.

―Todavía, no has visto lo mejor ―dijo Coletas― este lugar es mágico, desde aquí se puede solucionar cualquier problema, sólo tienes que pensar en él y aparecerá una pantalla con el escenario del problema delante de nosotras para solucionarlo.

Tana la miro con los ojos como platos.

―No puede ser.

―Prueba.

Tana cerro los ojos y pensó su clase, al abrirlos la tenía delante de sus ojos.

―¡Pues es verdad! Siempre me sorprendes.

Delante de las niñas en una gran pantalla estaba la clase de Tana.

―La pantalla no está bien, veo la imagen roja ―dijo Tana.

―La ves roja, por el enfado con tu amiga. Cuando lo arregles se verá con todos sus colores.

―Quiero arreglarlo, pero me tendrás que explicar cómo lo hago.

― ¿Ves ese agujerito en la esquina de abajo de la pantalla?

―¿El de la derecha?

Sí, si lo atraviesas apareces en la clase, puedes entrar a probar todas las opciones que piensas que pueden arreglarlo y quedarte con la que más te guste, así cuando llegues mañana a clase todo estará resuelto.

―¿De verdad?

―Pruébalo.

Tana se animó a hacerlo.

―Empezare por la de hablar con ella y decirle lo que me molesta.

Muy decidida, Tana, se dirigió al agujerito de la esquina de abajo a la derecha desapareciendo por él, mientras Coletas esperaba sentada en la roca. Cuando apareció, aunque por su cara se adivinaba que no muy bien, le preguntó:

―¿Cómo te ha ido?

―Bastante mal, ha sido peor, hemos discutido, no estaba de acuerdo conmigo. Esta opción no me gusta, no lo he pasado bien. Ahora está todo peor, el enfado es más grande, veo todo más rojo que cuando baje

―No pasa nada, ya te expliqué qué puedes borrar y probar con otra de tus opciones. Sólo tienes que darle al botón de restaurar y todo volverá a estar como al principio.

―¿Dónde está ese botón? ―Dijo Tana que se moría de ganas de borrarlo todo.

Coletas se lo indico y todo quedo como estaba cuando abrieron la escena. Tana sintió un gran alivio.

―Ufff menos mal.

―¿Quieres probar otra de tus opciones?

―Sí, tratare de no hablarle, la ignorare. Creo que eso será lo mejor. Quizás si la ignoro, ella venga a preguntarme y hagamos las paces.

Tana volvió a bajar al escenario dispuesta a probar su segunda opción, pero a la vuelta tampoco parecía muy contenta.

―¿Qué pasó?

―Esa no es la solución, por mucho que trato de ignorarla el enfado no se me quita, el problema sigue estando ahí. Además, ahora ella tampoco me habla y todo es muy raro. Voy a borrar otra vez.

―Aún te queda una opción.

―Sí, voy a cambiar de sitio, alejándome de ella se arreglarán las cosas.

Por tercera vez Tana atravesó la imagen, aunque algo cansada y con menos ánimos que las veces anteriores.

―¿Por fin quedó solucionado? ―preguntó Coletas cuando la vio de vuelta.

―No ―dijo Tana sentándose a su lado. Estoy muy cansada de subir y bajar intentando arreglar la pantalla, creo que mi problema no tiene solución.

―¿Qué pasó esta vez?

―Me fui lejos de ella, pero también me aleje mis amigas, me gustaba más mi sitio, las echo de menos, y lo peor es que sigo enfadada. No consigo apagar ese enfado. Cada vez que lo intento se aviva más, es como si con cada intento le echara una carga de leña a la hoguera. Me rindo ―dijo borrando su última opción.

Entonces Coletas dijo:

―Quizás exista otra opción.

―No quiero volver a bajar, cada vez que bajo empeoro las cosas.

―No hace falta bajar. Desde aquí podemos ver muchas cosas.

Coletas saco una caja llena de gafas marrones. En la tapa ponía gafas con historias del pasado. Cada una llevaba una etiqueta con un nombre, cada nombre correspondía a una compañera de clase, también estaba la de la profesora.

―Si miras por estas gafas ―dijo dándole la caja a Tana― veras a tu compañera como la ve su propietaria.

―¿Puedo verla con las de  la profesora?

―¡Claro que puedes!

Tana se puso las gafas de la profesora. La veía como una niña simpática, aunque algo despistada, probo con otra, la de su compañera; la veía como una niña muy animada y charlatana…  así fue probando gafas con cada una tenía una visión diferente de su amiga. Después de probarlas todas Tana dijo:

― Ahora sí que tengo un lio, cada gafa cuenta una historia diferente. ¿Cuál es la verdadera?

―Todas son verdad juntas y ninguna por separado.

―No puedo ponerme todas las gafas juntas ―dijo Tana―. ¿Eso significa que nunca poder ver como es mi amiga de verdad?

Coletas saco unas gafas blancas de una caja azul que ponía en su tapa Gafas del Presente, y dándoselas le dijo que mirara la escena a través de ellas. Tana miró a su amiga con las gafas del presente durante unos minutos y solo vio una niña que pintaba y reía feliz en su pupitre, sin historias.

―¿Todo bien?

―Sí,  ¿Qué tienen estas gafas? ¿Dónde está el enfado?

Tana se quitaba y se ponía las gafas comprobando que el enfado desaparecía cuando miraba a través de ellas

―Di mejor qué no tienen.

―¿Qué no tienen?

―El reflejo del pasado. Las cosas son lo que son, no hay enfado en ellas.  El enfado se lo ponemos cuando miramos con el reflejo del pasado. ¿No te alegras de saberlo? Tú puedes decidir cómo mirarlo tienes dos opciones con el reflejo del pasado o sin él.

―¿Quieres bajar otra vez? Preguntó Coletas.

―Claro, pero no para apagar el fuego, ahora no hay fuego que apagar―dijo tana con las gafas del presente puestas― me gustaría baja a jugar con ella.

Tana bajo, pero esta vez sin intención de arreglar nada, hablo a su amiga como si nada hubiera pasado y jugaron juntas. Al subir estaba muy contenta. Se quitó las gafas. La pantalla ya no estaba roja.

―Todo está solucionado, parece muy sencillo, ¿seguro que funciona siempre? ―dijo.

―Solo lo puedes saber si lo pruebas.

―¿Me puedo llevar las gafas del presente?

―Son para ti, te las regalo, yo las llamo apago enfados, espero que apagues tus enfados con ellas.

Estaba empezando a anochecer, las niñas apagaron la pantalla y bajaron al valle charlando.

―Y si practicas mucho, llegara un día en que no necesite ponerte las gafas para quitar de tu mirada el reflejo del pasado…

Iba explicándole Coletas por el camino.

 

 

 

 

badajoz

 

Hoy de fiesta en Badajoz, recordando  los orígenes árabes de la ciudad. Paseando por las murallas de la alcazaba,  encontramos el famoso cubo donde se alojo la facultad de biblioteconomia y que ha siso decapitado por orden de un juez. Desde las famosas murallas tenemos las mejores vistas de la nueva ciudad y excavaciones arqueológicas de la antigua ciudad árabe. Ya en los jardines de la galera flores y un algarrobo que me encantó. En la plaza alta estaba todo el jaleo,  un montón de puestos de artesanía y un grupo de artistas bailando y cantando animando todo. Y por ultimo la estatua del fundador de la ciudad IBN MARWAN el rebelde muladí.

 

Sierra de Tiros

¡Hola! Aquí estamos de nuevo para contaros nuestra última ruta por Cabeza del Buey.  En pleno Agosto, como los valientes, nos atrevimos a subir al punto más alto de la sierra de Tiros de unos escasos 1000 metros, eso si madrugando mucho.

A las 7,30 ya estábamos subiendo, el sol estaba muy bajo y como dice el refrán; “en agosto frió en el rostro”, la mañana estaba fresquita, tanto que al comenzar echamos en falta una sudadera aunque  a los pocos minutos nos habría sobrado pues la cuesta se las traía.

El primer tramo del camino la parte mas llanita,  estaba lleno de acebuches enormes,  alcornoque y encinas principalmente, pero a medida que subíamos iban apareciendo madroños,  enebros, brezo y  matorrales de la zona como la retama, la jara, aulaga…

El ultimo tramo fue el mas empinado, aunque las vistas desde arriba son tan bonitas que cuando te sientas a mirarlas, se olvidas el esfuerzo. A un lado la serena y el castillo de Almorchón,  encima del único cerro rodeado por la llanura. Al otro se aprecian dos navas (espacio llano rodeado de sierras) una  pequeña,  y otra mas grande donde esta el pueblo de la Nava.

De Fauna vimos muchos buitres y un jabalí al que seguramente le fastidiamos la siesta entre las rocas y salio corriendo cuesta abajo entre la jara.

Lo pasamos muy bien y el día fue perfecto pero había mucha calima, por eso las fotos no son muy claras, así que tendremos que subir otro día mas claro. ¡¡Estoy deseando repetir!!

 

 

 

Verano en Extremadura

 

¡Hola! Seguimos con paseos por Extemadura, más concretamente por Cabeza del Buey.  El verano, si madrugas o aprovechas las ultimas horas de la tarde, es una época muy bonita para pasear por el campo. El paisaje tiene otro color en este tiempo,  la calima no deja ver toda la profundidad de las vistas, es otra forma de conocer Extremadura. Este año los pantanos están muy bajos y hemos salido más por la sierra.

 

Las aceitunas y las bellotas están esperando el agua de septiembre para dar el estirón y ponerse gordas;, en los huertos las granadas y los membrillos también. Las higueras y los perales ya están cargados y los pájaros dan buena cuenta de todo lo que no este protegido con redes. Las flores están secas y el pasto amarillo. Me encuentro una nota escrita en el camino que me ha gustado;”por estas tierras nació y se crió…”  Quizás vivió en una casa en ruinas que aparece unos pasos  más adelante. Ahora por aquí ni nace, ni se cría nadie. Los tiempos cambian.

Cordobilla de Lácara

Última ruta de la temporada  por Cordobilla de Lácara. Un día muy fresquito para andar. El campo está seco pero las flores resisten. Vimos vacas, ovejas y un rebaño de cabras veratas precioso. Disfrutamos mucho del paseo. Lo recomiendo.

Senda de Don Manuel Cabrera

Esta senda,  que va desde el Calvario al Valle del Aliso por la cara sur de la  sierra, la ha abierto Don Manuel Cabrera un jubilado, que en su día salio del pueblo para trabajar,  y que como muchos al retirarse  vuelven a su tierra.  A sus 75 años,   ha dedicado sus mañanas durante años, entre otras cosas,  a volver a abrir este camino por el que en su niñez  sus padres le mandaban a buscar  leña. Esa habilidad de cortar jaras que adquirió en su niñez,  la ha   empleado  para limpiar el camino de maleza y con pocas herramientas y sus manos ha conseguido hacer este trabajo tan asombroso que a mi me encanta recorrer y que estoy segura que os encantara a todos los que vengáis a verlo.

¡¡¡Gracias Don Manuel por este regalo!!!

 

Primavera

La naturaleza es el mejor modelo,  y aunque hoy no llevaba la cámara han salido unas bonitas fotos con el móvil, y es que no hay nadie que pose mejor que ella.

Esta primavera están las encinas muy floridas. No es un árbol que tenga tanta fama como el cerezo o el almendro pero también  es un espectáculo su floración.

 

 

No solo florecen las encinas también florecen las charcas.  La rana me dejo acercarme mucho, estaba debajo de una piedra y fue muy paciente.

 

 

El campo esta precioso mires donde mires.

 

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies