El secreto

En el huerto había un olivo

que daba gusto mirarlo

entre todos destacaba

por su luz y por su encanto

mientras otros protestaban

por las cosas que ocurrían

él nunca decía nada

y a todo le sonreía

la abundancia de sus frutos

era cosa peculiar

Sus buenas y grandes cosechas

nadie lograba igualar.

Sus aceitunas eran siempre

las más sabrosas del huerto

y todos se preguntaban

como lograba hacer eso

una pócima secreta

un conjuro milagroso

murmuraban entre ellos

todos un poco celosos

un día muy soleado

lleno de murmuraciones

los convoco a todos ellos

para dar explicaciones.

El secreto que yo tengo

es el saber aceptar

y no perder energía

en lo que no puedo cambiar.

haga lo que haga lo atiendo

como lo más importante

para mi es lo primero

y lo más interesante

nunca abandono mi puesto

el presente es mi lugar

tengo mucha disciplina

para reír y gozar

Toda mi energía la uso

en estar siempre contento

no quiero tener razón

ni ser más guapo y esbelto

no me distraigo con quejas

y de discutir ni hablar

tampoco pierdo energía

en presumir o llorar

Siento la energía en mí

me sumerjo en mi interior

y me fundo con la vida,

con el todo, soy amor

solo ese es mi secreto

todos lo podéis hacer

además de resultados

os encontrareis muy bien.

Y después de este discurso

para todos quedo claro

que el único y gran secreto

es no estar en otro lado.

Un comentario en “El secreto

Deja una respuesta

El nombre y el correo electrónico son necesarios. Tu correo electrónico no será publicado.

diecinueve − 3 =